El Padre y el Universo

El Universo, el Todo, el Tao, la Fuente, Dios… Como lo quieras llamar, siempre está instando tu desarrollo. Tú pides algo, lo que sea, lo que quieras conseguir… Una pareja , un trabajo, dinero , un coche, una casa… Lo que te apetezca, y se te es concedido. El «problema» es que no lo percibes, con alguno de tus 5 sentidos de INMEDIATO, y por ello crees que no se te ha dado o que no se ha concedido. Te voy a explicar el procedimiento de creación :

  1. Tú, eres un ser creador, con tu mente creas lo que deseas ( ley del Mentalismo ).
  2. Éste pensamiento, que es energía, se emite, el universo lo recibe y lo concede, no entiende de razón alguna, no juzga lo que has pedido, no valora si es bueno o malo, solo lo concede. Y lo concede literalmente.
  3. Ahora se empieza a mover la energía necesaria para que se materialice, es decir, para que tú lo percibas en tu vida.
  4. Finalmente se materializa, es decir , se logra, lo puedes tocar, ver, oler, saborear, sentir…

Lo creas o no, lo entiendas o no, así es como se crea todo en el universo. Existen varios matices y opciones que no he mencionado, pero esto es una explicación básica, para que lo vayas entendiendo.

En el paso 3, es donde todo el mundo se ofusca, se enfada o bloquea, y esto, lo único que hace, es que no se materialice o que tarde mucho en hacerlo. La razón fundamental,

LA IMPACIENCIA.

Cuando creas algo, ( lo imaginas ), pones ciertas expectativas en ello ( modo, tiempo, lugar, etc ) y al no verlas cumplidas como tú crees que deben ser, te bloqueas, y eso hace que energéticamente tu deseo se bloquee. Esto tiene muchos matices, pero esta metáfora te va a ayudar a entenderlo. Lee entre líneas…

Imagina que eres Padre / Madre (Dios, la Fuente, el Tao, el Universo…) Y tu hij@ ( tú ), te dice…

» Papá / Mamá me gustaría tener una moto para hacer las cosas que me hacen feliz» ( ley de Género ).

Tú, como padre / madre complaciente que eres, se lo vas a dar, y asientes con la cabeza. Le dices «sabes que necesitas carnet, sácatelo y te la compraré».

Tu hij@, loco de content@ , te relata todo lo que va a hacer cuando la tenga, donde irá, a quien llevará, como la cuidará, etc… está muy entusiasmado e ilusionado. Y tú le ves feliz y más ganas tienes de comprársela ( ley de Vibración ), solo que sabes que sin carnet, no sirve de nada hacerlo.

Al día siguiente de habértelo pedido, lo vuelve a hacer, con el mismo ímpetu, tiene tantas ganas, que la querría Ya. Le respondes lo mismo. » Si, pero necesitas el carnet».

Tu hij@, ni se ha apuntado a la autoescuela, solo quiere la moto. Eso sí, sabe que tiene que hacerlo pero lo pospone. Al rato, no pasa ni media hora, vuelve a pedírtelo, esta vez intenta convencerte… » Mira papá / mamá, vamos a comprarla y la guardamos en el garaje, mientras yo me saco el carnet poco a poco, pero ahí la tengo, así la veo, la puedo tocar, la limpio…»

Tú respondes igual que siempre, eso sí, l@ miras con compasión y sabes que aunque tiene muchas ganas, no se la puedes dar ahora mismo, no serviría de nada, incluso se podía hace daño. Debido a que no cedes, tu hij@ ya va perdiendo la FE en que se la comprarás ( ey de Polaridad ). Sus expectativas no se están cumpliendo y lo llevan a creer, que no sucederá, que le has mentido o que no lo quieres tanto como para dárselo. Pasan los días y la historia se repite, varias veces al día, una y otra vez, solo te habla de eso, intenta convencerte con llantos, enfados, ataques de ira, con repentinas actitudes de que tomará el camino de sacarse el carnet, etc… ( ley de Ritmo ). Tú l@ sigues viendo igual, no ha cambiado nada, le sigues amando y sigues queriendo comprársela, l@ ves sufrir y te duele, l@ ves enfadarse contigo, llamarte «mentiroso», » mal padre / madre » y nada en ti cambia, no l@ juzgas, no l@ castigas, solo pacientemente esperas que tome la decisión de ir a la autoescuela.

Finalmente, tras 4 días , sólo 4 días ( es lo que dura la motivación ), tu hij@ ha desistido totalmente, te ha negado mil veces y no cree que tú palabra tenga valor. Te odia, se aleja de ti y sigue con su vida. Tú en cambio, sigues ahí, amándol@, esperando que cumpla lo que tenía que hacer para poder tener lo que quería, mirándolo con amor, con compasión y deseando entregarle lo que pidió.

Tras un largo y duro año, evidentemente para él / ella, debido a sus quejas constantes y desaliento por todo lo que no podía hacer al no tener moto ( ley de Resonancia, Causa – Efecto y Vibración ), tu hijo decide apuntarse a la autoescuela ( ley de Género ), ya que sus amigos lo iban a hacer. Evidentemente ya ni recordaba que si se sacaba el carnet, le comprarías la moto, ni se lo planteaba, ya que le » habías mentido y defraudado » al no hacerlo cuando él / ella quería .

Aprueba todo y obtiene el carnet, pero él / ella, ni te dirige la palabra, es más , te lo intenta esconder para que no te enteres, no quiere ni compartir ese momento contigo, ya que tú fuiste el causante de todos sus males durante ese año. Lo que él / ella no sabe, es que lo prometido es deuda para ti ( ley de Mentalismo ). Tú te enteras , evidentemente, y sin decir nada, vas al concesionario, compras la moto que él / ella quiere y se la dejas en la puerta de la casa, con una nota que dice… » Te amo hij@ mí@, como te dije, aquí tienes tu moto, la que querías, disfrútala y pásalo bien. Tú padre / madre, que te quiere y siempre te querrá por encima de todo «.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *